MENTAL

Si alguien de la gente beige, que piensa en sí mismo inteligente, extravagante, hilarantemente divertido con suficiente pathos o melancolía y como para vencer a su propio tambor con o sin kinky y la situación de underdog que exudan de mí, se ha ido excéntrico y mental y la necesidad de curar sus excentricidades…